Translate

sábado, 8 de agosto de 2015

LA MONUMENTAL DE SEVILLA

 
 
 
Fruto de la rivalidad mantenida a principios del Siglo XX entre los toreros Juan Belmonte y Joselito el Gallo, hacen los seguidores de Joselito y él mismo promuevan la construcción junto al Barrio de San Bernardo de una plaza de Toros.
 
Las obras dieron comienzo en 1916. El aforo era de mas de 23000 espectadores (10000 mas que la Maestranza), puesto que el objetivo era en competir en el precio. El diseño corresponden a los Arquitectos  Juan Espaiu Muñoz, que también se encargó de la dirección de obra, y de Francisco Urcuola Lazcanotegui. Su construcción fue en cemento armado.
 
Se inauguró el 6 de Junio de 1918 a las 6 de la tarde, con una corrida que lidiaron reses del ganadero Juan Contreras, los toreros Joselito el Gallo, Francisco Quesada y Diego Mezcaran "Fortuna".
 
En 1920 la gestión de la plaza era de la empresa La Taurina Sevillana, la misma que gestionaba la Real Maestranza, por lo que se comparte cartel de la Feria de Sevilla, celebrándose tres de las sietes corrida del cartel.
 
La última corrida se celebró el 30 de Septiembre de 1920. Ya que la muerte poco después de Joselito el Gallo en la Plaza de Toros de Talavera y los problemas estructurales que contaba la plaza, aconsejó que se cerrara y que diez años después se demoliera.
 
Dos son las anécdotas que rodean esta plaza de toros, la primera no es otra que fue la primera gran obra de cemento armado que se ejecutaba en Sevilla. Tras unas pruebas de resistencia al aplicarle 500 kg/m² provocaron la formación de unas grietas en las estructuras. El día antes de su inauguración se derribó una de las gradas.
 
La segunda anécdota no es otra que en ella, en su corto periodo de vida,  no murieron ningún torero, murieron dos asistentes a un mitin republicano. 
 
 


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario