Translate

jueves, 9 de julio de 2015

EL HUMILLADERO DE SAN ONOFRE

 
En el cruce de caminos formado por el antiguo camino real de Sevilla-Córdoba y la Senda que daba comienzo la ruta de la Plata, se levanta este templete o humilladero en honor a San Onofre. Era y es un monumento puramente religioso levantado para afianzar mas la fe y aliviar el espíritu.
En su interior se encontraba San Onofre. por el que al pasar los viandantes y viajeros, se arrodillaban para pedir tener un buen viaje.
Este tipo de construcciones eran muy común en Sevilla, hoy por hoy como todos sabéis quedan este y el de la Cruz del Campo.
Son muchas las leyendas que rodean a este templete. La primera su ubicación, se dice que se construyó allí porque fue allí donde Fernando III paró su caballo antes de entrar en Sevilla o que fue fin de las estaciones de un Vía Crucis, como ocurriera con el humilladero de la Cruz del Campo. También existe la idea que la construcción del mismo se debió a la llegada a Sevilla de los Reyes Católicos.
El estilo es gótico mudéjar, con cuatro arcos apuntados, decorados y rematados por puntas de diamantes, en su interior tiene cuatro columnas que dan lugar a su cubierta de cuatro aguas, coronado por una cruz a modo de veleta, proveniente de las torres del monasterio de San Jerónimo.
Tanto el templete como el santo caen en el olvido, integrándose en la edificación de una venta, la venta del Santo, perdiéndose la pista por entonces del San Onofre.
En 1914 se derriba la venta y sale a la luz el templete y gracias a Miguel Sánchez-Dalp y Calonge, tras comprobar el estado tan deplorable en el que se encontraba,  se le realizó una restauración, montándole la cruz en forma de veleta y a un Sagrado Corazón de hierro fundido y patinado con una capa de pintura negra para su conservación, en lugar de San Onofre. Es esto lo que le da el apodo del Santo Negro. A la muerte de Miguel, de nuevo el templete cayó en el olvido.
En la actualidad se encuentra rodeados por las vías del tren, la SE-020, el canal conocido como el Tamarguillo y la Carretera de Sevilla-Alcalá del Río. Fue restaurado por ADIF en 2013 y siguiendo con el acometido de la propagación de la Fe.


 
 
 


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario